Archivo de la categoría: Sin gluten

Pastel de carne

El otro día vi a Arguiñano hacer un pastel de carne, sin embargo, el suyo llevaba chorizo, beicon, hojaldre…era una bomba que no me apetecía en ese momento (el mío quería que fuera para la cena). Sin embargo, me hizo recordar una receta de mi madre que me encantaba. He de decir que la receta de mi madre es un poco diferente a la que voy a poner aquí, porque enrollaba la carne con el puré de patata…pero es un paso que me da miedo dar, ya que lo hace con ayuda de un trapo de cocina y me da miedo que se quede todo pegado. Ella hacía el puré de patata de sobre de toda la vida, pero como todavía no lo han inventado sin lactosa y sin trazas de leche, yo he hecho el puré del modo tradicional.

Bueno, no me enrollo más. Ahí va la receta:


Ingredientes (5 raciones)

Preparado de carne (parte inferior del pastel)

400 gr de carne picada mixta

1 cebolla

1 zanahoria

1 diente de ajo

1 chorrito de aceite

1/2 vaso de vino

400 gr de tomate triturado (en conserva o natural)

2 cucharaditas de concentrado de tomate (opcional)

1/4 cucharadita de sal

1/2 cucharadita de orégano

1/2 cucharadita de tomillo

Puré de patatas (parte superior del pastel)

4 patatas grandes

1/2 cebolla

1 pizca de pimienta

2 vasos de agua o algo menos

1 vaso de leche *

1 cucharada de mantequilla *

2 cucharaditas de sal

1 chorrito de aceite de oliva virgen

3 puñados de queso rayado *

Nota *: yo utilizo sin lactosa

Preparación

Primero haremos el preparado de carne y después el puré.

Preparado de carne

Pelamos la cebolla, la zanahoria y el ajo (aquí te contamos cómo hacerlo sin esfuerzo)

Los cortamos en daditos (cuadraditos pequeños).

Echamos un chorrito de aceite en una sartén y la ponemos a fuego medio. Echamos los trocitos de cebolla, zanahoria y ajo. Los rehogamos.

Cuando la cebolla se vuelva transparente, añadimos la carne picada desmenuzándola con los dedos para que no se formen bloques.

Zanahoria ajo y cebolla con carne picada mixta
Zanahoria ajo y cebolla con carne picada mixta

Subimos el fuego al tope.

Removemos constantemente para que la carne se haga bien por todas partes.

Añadimos el tomate triturado y el concentrado de tomate (es opcional, pero para que os hagáis una idea es la diferencia de sabor entre una salsa boloñesa hecha en casa y una salsa boloñesa de restaurante, lo venden en mercadona, al lado del tomate triturado).

Zanahoria cebolla ajo y carne picada con tomate triturado y tomate concentrado
Zanahoria cebolla ajo y carne picada con tomate triturado y tomate concentrado

Seguimos removiendo. Añadimos el tomillo, el orégano y la sal.

Preparado de carne con tomillo orégano y sal
Preparado de carne con tomillo orégano y sal

Pasados un par de minutos añadiremos también el vino. Dejamos un par de minutos para que evapore el alcohol y ya podemos ponerlo en nuestra fuente de horno.

Preparado de carne en fuente de horno
Preparado de carne en fuente de horno

Puré de patatas

Pelamos las patatas y la cebolla. Reservamos media cebolla para otro guiso. La otra media la partimos en trocitos, al igual que las patatas.

4 patatas y media cebolla
4 patatas y media cebolla

Echamos un chorrito de aceite en una olla a fuego medio (6 de 9). Rehogamos la cebolla y cuando se vuelva transparente añadimos las patatas.

Chorrito de aceite con cebolla troceada
Chorrito de aceite con cebolla troceada

Las pringamos ligeramente con el aceite y cubrimos con lo justito de agua las patatas (pueden ser 2 vasos de agua o algo menos). Subimos e fuego al tope.

Patatas con aceite cebolla y agua
Patatas con aceite cebolla y agua

Dejamos la olla hirviendo sin cerrar, que vaya evaporando el agua mientras se hacen las patatas. Cuando estén blandas y se puedan pinchar, añadiremos la leche, la sal, la pimienta y la mantequilla.

Cucharada de mantequilla
Cucharada de mantequilla

Dejaremos hervir durante otro par de minutos mientras removemos para evitar que la patata se pegue al fondo.

Yo las he ido aplastando con un escacha-patatas, pero se pueden triturar al final con un pasapuré o con una batidora (cosa que he hecho al final para evitar que se vieran los trocitos de cebolla, ya que he utilizado la mitad que tenía de otro guiso y era cebolla morada…y lo dicho, que prefería que no se viera).

Trituramos con el escacha-patatas, los chinos (pasapuré) o batidora y echamos en la fuente de horno del preparado de carne.

Fuente de horno con preparado de carne y puré
Fuente de horno con preparado de carne y puré

Esparcimos los puñados de queso rayado por encima y metemos al horno a 200 grados durante 10 minutos.

Horneado de pastel de carne
Horneado de pastel de carne

Después, si no se ha tostado por encima, pondremos al grill durante 5 minutos.

Pastel de carne horneado
Pastel de carne horneado

¡Está riquísimo! ¿Verdad?


Si te gusta nuestra receta, puedes compartirla en tus redes y puntuarnos. Déjanos un comentario para saber que nos lees; nos alegrará 🙂

Si quieres estar al tanto de las futuras recetas y trucos, síguenos 😉

Puedes ver recetas de otros platos principales aquí.

Potaje de berros

Esta receta llevo tiempo queriéndola subir, pero con una hija, con el trabajo, etc. se me estaba haciendo complicado. El caso es que la hice ayer y todavía me ha sobrado un poquito para hoy…y me he dicho, ¡vamos a subir ya la receta, que tengo a todos abandonados!

Ingredientes (6 raciones)

1 cebolla

400 gr de calabaza

2 dientes de ajo

4 patatitas pequeñas o 3 medianas

2 mazorcas de maíz cocidas

1 vaso de alubias

4 puñados de berros

2 cucharaditas de sal

1 chorrito de aceite


Preparación

El día anterior ponemos las alubias en remojo. El agua deberá estar caliente al principio y deberán estar sumergidas 12 horas.

Empezamos el día de la comida rica:

En primer lugar pelamos la cebolla y la calabaza y las cortamos en daditos de un dedo de grosor. Pelamos los dientes de ajo y los cortamos en trocitos muy pequeños (aquí tienes el truco para pelarlos sin esfuerzo).

Echamos un chorrito de aceite en la olla (yo utilizo la exprés.) Ponemos el fuego al tope y echamos la cebolla, la calabaza y los ajitos. Rehogamos durante un par de minutos.

Pelamos las patatas y las partimos en trozos 2 o 3 veces más grandes que los anteriores. Para partirlos llevaremos el cuchillo hasta la mitad del trozo y luego lo giraremos para que la patata “se rompa”, la pared del cuadradito no quede lisa, y se deshaga levemente en el guiso aportándole cuerpo al caldo (que no se quede transparente).

Añadimos las patatas “rotas” a la olla y seguimos dando vueltas con una pala o cuchara de madera.

Cuando estén bien impregnadas con el aceite, cubriremos de agua.

Escurrimos las alubias del día anterior y las incorporamos a la olla cuando el agua empiece a hervir.

Llenamos con agua un par de dedos más y esperamos que vuelva a hervir.

Mientras lavamos los berros y los cortamos en trocitos pequeñitos pasando el cuchillo en las dos direcciones (haciendo cruz sobre los berros).

Cuando el agua vuelva a hervir, añadimos dos dedos de agua más a la olla. De esta manera, habremos cortado la cocción de las alubias dos veces…es decir, lo que se conoce como “asustarlas dos veces”. Esto se hace para que queden más tiernas.

Incorporamos los berros y la sal.

También se pueden incorporar las mazorcas de maíz en este punto, pero a mí se me olvidó y las terminé de hacer en el microondas (3 minutos a potencia máxima) para añadirlas directamente a los platos.

Cerramos la olla exprés y esperamos media hora desde que empiece a pitar o echar vapor (cada uno sabe cómo funciona su olla). Después apagamos y esperaremos un tiempo prudencial antes de abrirla (cuidado con el vapor). En caso de no tener olla exprés, respetaremos los tiempos marcados en el paquete de las alubias dependiendo del tipo de agua que tengamos.

Pues nada, que no es por dar envidia pero me quedaron espectaculares, sabrosas y no fui la única que repitió. Eso sí, era plato único… que si hubiese hecho un segundo, lo mismo me hubiera cortado un poco… pero no fue el caso 😀


Si te gusta nuestra receta, puedes compartirla en tus redes y puntuarnos. Déjanos un comentario para saber que nos lees; nos alegrará 🙂

Si quieres estar al tanto de las futuras recetas y trucos, síguenos 😉

Puedes ver recetas de otros platos principales aquí.

Moros y cristianos

Esta receta la hice hace algunos días, pero se me acumula el trabajo y no había tenido ocasión de subir la receta. Aproveché el arroz blanco del día anterior y preparé un guiso de judías negras, combinándolos en un clásico Moros y cristianos. Cómo no, le pregunté a mi madre cómo preparar las judías… y quedaron riquísimas. Aquí os dejo la receta.

Seguir leyendo Moros y cristianos

Judías verdes con tomate

Esta receta es súper sencilla, y se puede mejorar con todos los ingredientes frescos. Como estamos confinados, esta vez tengo las judías verdes de bote, sin embargo, se puede hacer con las judías frescas cocidas 5 minutos en la olla exprés. Me he volcado con la salsa, para no usar también una de conserva. Además, compré muchos tomates con vistas a hacer la salsa y no iba a dejar pasar esta oportunidad.

Judías verdes con tomate y arroz
Judías verdes con tomate y arroz

Ahora, vamos con la receta para principiantes:

Seguir leyendo Judías verdes con tomate

Ensalada templada de arroz

Hoy he hecho ensalada templada de arroz, por aprovechar el plato de arroz blanco y tomarlo de una forma diferente. He variado por petición de Jorge, que no quería el arroz blanco de siempre, aunque me salga riquísimo. Le he sorprendido y ha quedado encantado 🙂 Eso sí, mi madre me ha dado la idea. Gracias mami.

Ensalada templada de arroz
Ensalada templada de arroz

Aquí os dejo la receta.

Seguir leyendo Ensalada templada de arroz

Yogurt casero

Hará cosa de un mes hubo un par de días soleados y bajamos al parque. Una vecina, Esther, me comentó que hacía yogurt casero en casa y en mi cabeza apunté hacerlo cuando tuviera ocasión.  Pues bien, ahora confinados, con suficiente leche y pocos yogures parece que es la mejor ocasión 🙂

Miré varias webs y consulté con mi madre (Pepi) y mi tía (Liles) que tienen una yogurtera inutilizada y sabían hacer yogurt … y todo se reduce a lo mismo: calentar la leche un poquito, mezclar con un yogurt y esperar. Parece fácil, ¿no? Pues lo es, aunque ahora vamos a concretar un poco.

Lo suyo es mezclar 900 ml de leche (preferiblemente entera) con 100 ml de yogurt, sin embargo, yo directamente he puesto un brick de leche (1000ml) y un yogurt (125ml).

He probado con lo que tenía en casa:

  • leche semidesnatada sin lactosa y yogurt natural sin lactosa azucarado
  • leche entera normal y yogurt natural sin azúcar (el de toda la vida)

Yo tengo la suerte de tener un termómetro de cocina y he hecho la mezcla, con el yogurt de la nevera, cuando la leche estaba a 50 grados centígrados. El objetivo es que la mezcla aguante a 45 grados el mayor tiempo posible (12 horas antes de guardarlo en la nevera).

Medidor de temperatura en cazo de leche
Medidor de temperatura en cazo de leche

Si no tienes termómetro puedes calentar la leche hasta que empiece a echar humo; en ese momento retiras del fuego, esperas 15 minutos si el yogurt está de la nevera, 20 si está a temperatura ambiente y mezclas leche y yogurt y pones en botecitos. Mis botes son de plástico, los que utilizaba para los purés de mi chiquitina.

¿Qué hacer para mantener la temperatura? Será necesario abrigar los botecitos con un forro polar, un trapo o una bolsa isotérmica (esta última es la mejor opción, ya que hará efecto termo y mantendrá mejor la temperatura) durante 12 horas. Yo he utilizado una bolsa isotérmica de las de los congelados de los supermercados. Como es suficientemente grande, he metido una bandeja dentro y he colocado los botecitos encima, así era más fácil cambiarla de sitio si necesitaba el espacio.

Bandeja en bolsa isotérmica
Bandeja en bolsa isotérmica

Pasadas las 12 horas de reposo y fermentación habrá que conservar los yogures en la nevera. Facilísimo 🙂

Yogures en nevera
Yogures en nevera

¡Ah! Y no te comas todos…recuerda dejar uno para poder hacer más yogures de nuevo.

 


Si te gusta nuestra receta puedes compartirla en tus redes, puntuarnos o ponernos algún comentario (podrás hacerlo más abajo). ¡Nos encantará leerte! 🙂

Si quieres estar al tanto de las futuras recetas y trucos, síguenos 😉

 

Palomitas de maíz

Buenas tardes amigos de “mi ingrediente secreto“. Ahora mismo me estoy comiendo las palomitas que acabo de preparar y me he dicho…¿por qué no compartir la receta? Es muy, muy, muy sencilla y no necesitarás comprar esas bolsas de microondas. Además, comprando el maíz sólo, cunde mucho y no ocupa apenas espacio en nuestro despensero; dos cualidades muy preciadas estos días de confinamiento.

Seguir leyendo Palomitas de maíz

Garbanzos con salsa kumato

¡Buenos días! Llevo días queriendo compartir la receta con vosotros, pero nada, que no hay forma de sacar un hueco con una enanita en casa. Hoy he madrugado y, aprovechando que todavía está dormida, me he dicho…¡Voy a subir la receta! Hoy os voy a contar la receta de los garbanzos con salsa kumato. He de decir, que esta receta surge de la más pura envidia hacia mi hermana, que la hizo hace poco y no me pude resistir a copiarme. Mi hermana tiene dos princesas en casa con apetito y sabe apañárselas para que cunda la comida. Las proporciones que os dejo son para 6 raciones. También se puede hacer con otro tipo de tomates, pero en mi caso la he hecho con tomates kumato. Aquí os la dejo.

Seguir leyendo Garbanzos con salsa kumato

Alcachofas con setas de cultivo

Esta es una receta de las facilitas que queda de maravilla. Me contó cómo preparaba las alcachofas mi compañero de trabajo José Manuel y, desde entonces, he estado esperando el momento adecuado para prepararlas, ya que a mi chico le encanta esta verdura. Como siempre, yo he comprado los ingredientes (bacon) sin lactosa, pero vosotros, si no tenéis a nadie intolerante entre los comensales podéis echar el que prefiráis… incluso si no sois muy fans del bacon, prescindir de él, como mi hermana, que desde hace un año y pico no come nada de carne ni embutido. Ahí va la receta (gracias por la idea José Manuel 😉 , ha quedado bien rica)

Seguir leyendo Alcachofas con setas de cultivo

Crema de coliflor

Hace tiempo que no escribo recetas porque el trabajo de madre me ocupa mucho tiempo, pero hoy, aprovechando que tengo a mi princesa dormidita, voy a contaros lo que he preparado de primero para comer; crema de coliflor.

Esta receta es de mi tía Liles (ya os he hablado de ella en otras ocasiones), y, aunque ella rehoga todas las verduritas antes de ponerlas a cocer para hacer la crema, yo he optado por añadir el aceitito al final, ya que mi criatura iba a tomarlo también y así nos ha dicho la pediatra que hagamos los purés; añadiendo aceite de oliva virgen crudo al final.

Allá vamos con la receta.

Seguir leyendo Crema de coliflor