Archivo de la categoría: Plato frío

Ensalada de garbanzos

Recuerdo un día que fui a comer a un restaurante con compañeros del trabajo y la mayoría se decantó por las legumbres. Al observar que yo no, me dijeron que me las pidiera, a lo que respondí que a mí me sentaban mal, que se me hinchaba mucho la tripa.

Uno de mis compañeros sonrió y me dijo; ¡entonces a todos nos sientan mal!¡pero merece la pena!

Aquel día no pedí legumbres. De todas las legumbres, las que más me hinchaban la tripa eran los garbanzos, pero eso ya es cosa del pasado desde que los combino un pellizco de comino. ¡Gracias por la información mamá!

Ahora los tomo hasta en ensaladas fresquitas.

Seguir leyendo Ensalada de garbanzos

Pimientos asados con bonito

Los pimientos siempre son un buen acompañamiento para una carne o un pescado. Dependiendo del sabor que se quiera, se podrán asar los rojos o amarillos, con un sabor un poco más dulce, o los verdes.

En casa hoy nos hemos decantado por los verdes.

Los pimientos para asar son grandes, no como los italianos, que son más finos y suelen freírse.

¡Vamos allá!

Seguir leyendo Pimientos asados con bonito

Flan de huevo y vainilla

Tener una intolerancia alimentaria no debe ser un obstáculo para disfrutar de un buen postre. Por este motivo, hoy he decidido hacer y catar unos flanes con leche de avena.

El resultado son unos riquísimos flanes que nada tienen que envidiar a los que se hacen con la leche de vaca.

Seguir leyendo Flan de huevo y vainilla

Ensalada de canónigos con nueces

Hoy os traigo una ensalada diferente que espero que os encante. Hacerla os llevará poquísimo y merece la pena.

Seguir leyendo Ensalada de canónigos con nueces

Ensalada de manzana, mango y pipas de calabaza

A veces apetece salirse un poco de la rutina, pero sin complicarse demasiado. Esta ensalada sorprende tanto por apariencia como por sabor.  Además nos ayuda a fortalecer las defensas (gracias a las semillas de calabaza), que con el tiempo tan cambiante, ahora nos viene de miedo.

Seguir leyendo Ensalada de manzana, mango y pipas de calabaza

Sándwich vegetal

A veces, sin darte cuenta, te ves en una edad en la que celebras tu cumpleaños y el que no quiere poquísimo de la tarta (por no hacerte un feo), quiere un refresco light o cerveza sin alcohol, o le ves conteniéndose con la pizza,etc. Efectivamente, la edad en la que empiezas a cuidar tu alimentación nos llega tarde o temprano.

La primera vez me dio bastante rabia que sobrara tanta comida, pero al año siguiente estaba preparada; la gente alucinó.

Puse picoteo sano y mi sándwich estrella; el sándwich vegetal.

Además también es perfecto para una cena ligera o improvisada.

Seguir leyendo Sándwich vegetal

Torre de tortillas

Ya os he mencionado la famosa «Torre de tortillas» que me enseñó mi madre, ideal cuando sois varios los comensales. Tenía muchísimas ganas de compartirla con vosotros y soy extremadamente impaciente, así que me he puesto en marcha aunque sólo fuéramos 2 para comer.

Ni que decir tiene, que esta noche repetimos cena 😉

Seguir leyendo Torre de tortillas

Ensalada con base de lechuga y pepino

Llevamos apenas un par de días con este calor y ya nos pide el cuerpo ensaladas a todas horas.

Depende del momento del día podemos tomarla sola o como acompañamiento de un plato principal. Si va a ser plato único, recomiendo incluir proteínas a la ensalada; en este caso, hemos añadido queso.

Sé lo que pensáis; ¡no se puede decir que se añada queso y no concretar!¡Hay infinidad!

Exacto, así que como estoy estrenando la categoría «Operación bikini», os diré que el que menos engorda es el fresco; un queso de burgos o uno mozzarela le van estupendamente. El de la foto es un semicurado sin lactosa.

Seguir leyendo Ensalada con base de lechuga y pepino

Tradicional tortilla de patata

¿Habéis pedido alguna vez un pincho de tortilla a media mañana en un bar? Pocas veces me decanto por esta opción porque ninguna es comparable a la tortilla de patata que hace mi madre. De hecho, he escarmentado y ya sólo la como en casa de mi madre o en la mía. Es lo que tiene llegar a lo más alto en tortillas, que después, cualquier otra te parece poca cosa.

Lo cierto es que no tiene mucho misterio; me gusta que esté ligeramente crudita por el medio y los bares no pueden servir huevo crudo.

Tampoco se requiere una habilidad excepcional como girar  la tortilla en el aire ni nada parecido, siguiendo los pasos que he aprendido, es difícil que salga mal.

¡Manos a la obra!

Mi recomendación, si sois muchos comensales, es que hagáis varias tortillas o «La torre de tortillas» que publicaré próximamente. Se debe tener en cuenta, que cuantos más huevos, más pesa la sartén, y debemos tener la fuerza física necesaria como para sostener la sartén con la tortilla en su interior con una mano.

Seguir leyendo Tradicional tortilla de patata