Archivo de la categoría: Tiempo

Lasaña rellena de verduras

Hace tiempo que os tengo abandonados, lo sé, lo de ser madre ocupa todo mi tiempo 🙂 Por suerte para todos, mi niña ya va comiendo comida “de mayor” y puedo volver a hacer algunas recetas, la de hoy en concreto no la tenía en la web, y he decidido compartirla con vosotros.

Mi hermana hace la lasaña de verduras más a menudo, así que le he pedido consejo a la hora de ponerme manos a la obra. Su consejo ha sido; “mete todo lo que pilles” 😀 A lo que he contestado; “qué sueles meter tú” y he aquí la receta:

Ingredientes (6 – 8 raciones)

12 placas de lasaña ** precocidas

3 puñados de queso rallado *

Relleno

1 calabacín

3 zanahorias

1cebolla

1/2 pimiento rojo

1 pimiento verde

3 puñados de hojas de acelga

1 chorrito de aceite

1 litro de salsa bechamel

800 gr de leche*

115 gr de harina

1 cucharada de aceite

45 gr de mantequilla*

1 cucharadita de sal

1 pizca de pimienta

1 pizca de nuez moscada

Nota *: yo utilizo sin lactosa

Nota **: yo utilizo sin huevo

Preparación

Ponemos las placas de lasaña en remojo el tiempo que indique en el envase (5 minutos aproximadamente). Yo he buscado unas sin huevo; las venden en Mercadona.

Placas de lasaña de Mercadona

Precalentamos el horno a 200 grados.

En primer lugar pelaremos el calabacín, la cebolla y las zanahorias. Los lavamos y cortamos en cuadraditos.

Lavamos los pimientos, quitamos el rabito y las semillas y partimos en cuadraditos.

Lavamos bien las hojas de acelga, las troceamos y las metemos junto con todo lo anterior a la olla.

Añadimos el chorrito de aceite y rehogamos hasta que quede todo tierno. Se podrá ver que podemos aplastar los pimientos con la cuchara de madera sin esfuerzo, o que la cebolla se ha vuelto bastante transparente. Cuando esto suceda, retiramos del fuego y reservamos.

Pochado de verduras
Pochado de verduras

Preparamos la bechamel como ya indiqué en una receta previa (pincha en el enlace y te llevará a la receta).

Una vez hecha, mezclaremos un par de cucharadas de bechamel con la verdura que teníamos preparada.

Pochado de verduras con bechamel
Pochado de verduras con bechamel

Por último secamos las placas de lasaña colocándolas sobre papel absorbente de cocina.

Preparamos una fuente de horno. La primera capa será de bechamel, posteriormente dispondremos la primera capa de placas de lasaña para, a continuación, poner la capa de verduras. No deberá ser muy gruesa, ya que esto provocaría que se desmontara la lasaña con mayor facilidad.

Tras la capa de verduras volveremos a poner una capa de placas de lasaña y así sucesivamente hasta terminar con una capa de placas de lasaña.

Cubriremos con bechamel y esparciremos queso rallado encima.

Lasaña sin hornear con bechamel
Lasaña sin hornear con bechamel

Metemos en el horno la fuente el tiempo que se indique en el envase de las placas de lasaña (aproximadamente 35 min).

Lasaña en horno
Lasaña en horno

¡Ya está lista! ¡Escuchad cómo suena! Uhmmmm riquísima 😛

Lasaña rellena de verduras servida
Lasaña rellena de verduras servida

Si te gusta nuestra receta, puedes compartirla en tus redes y puntuarnos. Déjanos un comentario para saber que nos lees; nos alegrará 🙂

Si quieres estar al tanto de las futuras recetas y trucos, síguenos 😉

Puedes ver recetas de otros platos principales aquí.

Patatas guisadas con pimientos

Hoy os traigo un antojo que me ha dado y me he dicho.. ¡Vamos a hacerlo! Y es que, como dice Jorge, las patatas están bien en cualquier estado; fritas, cocidas, en tortilla… Y tiene razón… estas en concreto estaban cojonudas 🙂 Aquí os dejo la receta.

Patatas guisadas con pimientos en plato
Patatas guisadas con pimientos en plato

Seguir leyendo Patatas guisadas con pimientos

Moros y cristianos

Esta receta la hice hace algunos días, pero se me acumula el trabajo y no había tenido ocasión de subir la receta. Aproveché el arroz blanco del día anterior y preparé un guiso de judías negras, combinándolos en un clásico Moros y cristianos. Cómo no, le pregunté a mi madre cómo preparar las judías… y quedaron riquísimas. Aquí os dejo la receta.

Seguir leyendo Moros y cristianos

Tortitas (sin huevo)

Ayer decidimos darnos un capricho y, ya de paso, darle a nuestra hija el honor de probar por primera vez las tortitas. Es muy chiquitina y, aunque le gustaron, no le apasionaron como a nosotros jajaja Las hice sin huevo y sin lactosa, por unos y por otros y la tarde se convirtió en la más especial de lo que llevamos de confinamiento. Aquí os dejo la receta.

Torre de tortitas
Torre de tortitas

Seguir leyendo Tortitas (sin huevo)

Judías verdes con tomate

Esta receta es súper sencilla, y se puede mejorar con todos los ingredientes frescos. Como estamos confinados, esta vez tengo las judías verdes de bote, sin embargo, se puede hacer con las judías frescas cocidas 5 minutos en la olla exprés. Me he volcado con la salsa, para no usar también una de conserva. Además, compré muchos tomates con vistas a hacer la salsa y no iba a dejar pasar esta oportunidad.

Judías verdes con tomate y arroz
Judías verdes con tomate y arroz

Ahora, vamos con la receta para principiantes:

Seguir leyendo Judías verdes con tomate

Ensalada templada de arroz

Hoy he hecho ensalada templada de arroz, por aprovechar el plato de arroz blanco y tomarlo de una forma diferente. He variado por petición de Jorge, que no quería el arroz blanco de siempre, aunque me salga riquísimo. Le he sorprendido y ha quedado encantado 🙂 Eso sí, mi madre me ha dado la idea. Gracias mami.

Ensalada templada de arroz
Ensalada templada de arroz

Aquí os dejo la receta.

Seguir leyendo Ensalada templada de arroz

Pan tradicional

Como sabéis, en mi familia, algún que otro miembro es intolerante a la lactosa, por lo que cada vez que voy a la panadería pregunto si la barra de pan tiene trazas de leche. Normalmente hay alguna variedad hecha con masa madre, que no tiene leche, pero por lo general, el resto de los panes tienen.

A la hora de hacer pan, ninguna de mis recetas lleva leche, aunque hoy me he atrevido con una que sí, adaptada a lo que tenía en casa (como no podía ser de otra manera).

La receta del pan tradicional es la que os dejo a continuación.

Seguir leyendo Pan tradicional

Pan con harina de pizza

Ayer estaba bajo mínimos y no tuve más remedio que salir a comprar. Como era de esperar, faltaban algunas cosas en el supermercado y sólo quedaba harina de pizza. No había ni harina normal, ni de fuerza, ni de repostería…y mucho menos levadura. Sin embargo, para hacer pan, con la harina de pizza me podía apañar. Vi los ingredientes y venía con levadura y gasificante (que se utiliza en las magdalenas), por lo que me he decidido a hacer el pan con esta harina y comentaros el resultado. Pues bien… los panecillos han salido co-jo-nu-dos, con perdón 🙂 Además, me he venido arriba y he puesto los ingredientes prácticamente a ojo. No necesitaréis báscula ni medidores especiales para esta receta. ¿Os animáis? Aquí os dejo la receta.

Seguir leyendo Pan con harina de pizza

Yogurt casero

Hará cosa de un mes hubo un par de días soleados y bajamos al parque. Una vecina, Esther, me comentó que hacía yogurt casero en casa y en mi cabeza apunté hacerlo cuando tuviera ocasión.  Pues bien, ahora confinados, con suficiente leche y pocos yogures parece que es la mejor ocasión 🙂

Miré varias webs y consulté con mi madre (Pepi) y mi tía (Liles) que tienen una yogurtera inutilizada y sabían hacer yogurt … y todo se reduce a lo mismo: calentar la leche un poquito, mezclar con un yogurt y esperar. Parece fácil, ¿no? Pues lo es, aunque ahora vamos a concretar un poco.

Lo suyo es mezclar 900 ml de leche (preferiblemente entera) con 100 ml de yogurt, sin embargo, yo directamente he puesto un brick de leche (1000ml) y un yogurt (125ml).

He probado con lo que tenía en casa:

  • leche semidesnatada sin lactosa y yogurt natural sin lactosa azucarado
  • leche entera normal y yogurt natural sin azúcar (el de toda la vida)

Yo tengo la suerte de tener un termómetro de cocina y he hecho la mezcla, con el yogurt de la nevera, cuando la leche estaba a 50 grados centígrados. El objetivo es que la mezcla aguante a 45 grados el mayor tiempo posible (12 horas antes de guardarlo en la nevera).

Medidor de temperatura en cazo de leche
Medidor de temperatura en cazo de leche

Si no tienes termómetro puedes calentar la leche hasta que empiece a echar humo; en ese momento retiras del fuego, esperas 15 minutos si el yogurt está de la nevera, 20 si está a temperatura ambiente y mezclas leche y yogurt y pones en botecitos. Mis botes son de plástico, los que utilizaba para los purés de mi chiquitina.

¿Qué hacer para mantener la temperatura? Será necesario abrigar los botecitos con un forro polar, un trapo o una bolsa isotérmica (esta última es la mejor opción, ya que hará efecto termo y mantendrá mejor la temperatura) durante 12 horas. Yo he utilizado una bolsa isotérmica de las de los congelados de los supermercados. Como es suficientemente grande, he metido una bandeja dentro y he colocado los botecitos encima, así era más fácil cambiarla de sitio si necesitaba el espacio.

Bandeja en bolsa isotérmica
Bandeja en bolsa isotérmica

Pasadas las 12 horas de reposo y fermentación habrá que conservar los yogures en la nevera. Facilísimo 🙂

Yogures en nevera
Yogures en nevera

¡Ah! Y no te comas todos…recuerda dejar uno para poder hacer más yogures de nuevo.

 


Si te gusta nuestra receta puedes compartirla en tus redes, puntuarnos o ponernos algún comentario (podrás hacerlo más abajo). ¡Nos encantará leerte! 🙂

Si quieres estar al tanto de las futuras recetas y trucos, síguenos 😉

 

Palomitas de maíz

Buenas tardes amigos de “mi ingrediente secreto“. Ahora mismo me estoy comiendo las palomitas que acabo de preparar y me he dicho…¿por qué no compartir la receta? Es muy, muy, muy sencilla y no necesitarás comprar esas bolsas de microondas. Además, comprando el maíz sólo, cunde mucho y no ocupa apenas espacio en nuestro despensero; dos cualidades muy preciadas estos días de confinamiento.

Seguir leyendo Palomitas de maíz