Archivo de la categoría: Más de 12 horas

Judías pintas con verduras

Ayer me decidí por un plato de cuchara con judías pintas, pero no tenía chorizo, así que improvisé con verduras y el resultado fue más que satisfactorio. ¿Te animas a hacer la receta?

Seguir leyendo Judías pintas con verduras

Tarta de queso

Ayer celebramos el cumpleaños de mi cuñado, que se quedó encantado con la tarta que le preparé. Además, si tenemos en cuenta que mi suegra es fanática de las moras… el éxito estaba asegurado al añadir frutos del bosque. Aquí os dejo la receta que en su día nos enseñó mi tía Liles y que nos ha acompañado en tantos cumpleaños. Es de nivel bajo de dificultad, por lo que os animo a ponerla en práctica. Merece la pena.

Seguir leyendo Tarta de queso

Potaje de garbanzos

Hacía tiempo que me apetecía y hoy, por fin, me he puesto a hacerlo. Le he pedido la receta a mi madre, que a su vez la cogió de mi yaya. Es un potaje de vigilia, y se le puede añadir bacalao desalado y desmigado a la vez que las espinacas.

Seguir leyendo Potaje de garbanzos

Tarta de hadas

Hoy hemos celebrado el cumpleaños de mi sobrina. Cumple 5 añitos y le encantan las hadas, así que me he puesto a crear un jardín de hadas en su tarta favorita, la de chocolate.

Como todas las tartas con decoración en fondant, es preferible que las figuritas las hagamos con antelación uno o dos días antes.

Yo suelo hacer las figuritas dos días antes, las cremas, bizcocho y almíbar el día antes y el montaje y coberturas el mismo día del cumpleaños.

La tarta lleva una base de bizcocho de chocolate, almíbar y una capa de crema pastelera y otra de crema de chocolate. Es fácil seguir el montaje de la base si seguimos estos pasos.

La misma crema de chocolate del relleno la he utilizado para cubrir la tarta. Además, al hacer el bizcocho de chocolate, dividí en dos moldes la masa; uno grande y otro más pequeño.

tarta
Paso 1. Decoración tarta de hadas.

El pequeño lo he utilizado para crear el lago y el asiento de hadas. He agujereado el bizcocho pequeño con un vaso; el agujero es el lago y lo que le he quitado es el asiento de hadas.

Después he derretido 250 gr de chocolate fondant para la cobertura y he tapado toda la base.

Paso 2. Decoración tarta de hadas
Paso 2. Decoración tarta de hadas

A continuación la he metido en la nevera para endurecer la cobertura. Mientras iba amasando el “césped” de fondant verde y el “lago” de color azul. Con ayuda de un rodillo he ido estirando las bolitas de masa y extendiéndolas sobre la tarta una vez se ha enfriado la cobertura.

Paso 3. Decoración tarta de hadas
Paso 3. Decoración tarta de hadas

He utilizado una segunda capa de fondant azul plegado para simular el agua y he colocado las figuritas que el día anterior había realizado con fondant.

Además, he pegado las figuritas con un pegamento comestible, he pintado las alas con purpurina comestible dorada disuelta en alhocol comestible y he pintado los ojos con un lápiz de chocolate.

¡Le ha encantado!

Tarta San Marcos

Desde hace unos años, nos venimos dando homenajes culinarios unos amigos y yo. Este año, la celebración de varios cumpleaños ha tenido que ser en el mismo día, por lo que no podía poner otro mensaje en la tarta que como llamamos cariñosamente a nuestro grupo en estas quedadas, “disfrutones”.

Seguir leyendo Tarta San Marcos

Polos de limón y de naranja

Han subido las temperaturas demasiado y apetece tomarse un helado. Sin embargo, la mayoría de los que encuentras en alguna tienda cercana a tu casa tiene trazas de leche (horror para muchos). Este es uno de los motivos por los que hacer tus propios polos. Además, tiene otras ventajas, como saber exactamente los ingredientes que lleva, su calidad y no depender de si está o no en la tienda después del paseo.

Hacerlos es tremendamente fácil, si bien es cierto que conseguir el molde del polo puede no ser tan sencillo. Yo he conseguido los moldes de grupo y los palitos de madera en una tienda típica de variedades y los individuales en “casa viva”.

Polo de limón
Polo de limón
Moldes para polos
Moldes para polos

 

Seguir leyendo Polos de limón y de naranja

Cocido de la yaya

 La temporada fresquita está terminando, por lo que tenemos que aprovechar para preparar los últimos platos de cuchara.

Mi favorito, desde chiquitita, es el contundente cocido de mi yaya. Lo disfruto cucharada a cucharada. El sabor es simplemente espectacular y dudo que alguien pueda resistirse a la siesta de después.

La cantidad de los ingredientes puede variar. Depende del ritual que empleemos para tomar el cocido.

Modalidad 1: Plato único

Esta modalidad consiste en utilizar siempre el plato hondo. Comenzaremos llenando el plato de sopa. Después echaremos dos o tres albóndigas y lo que estimemos de los componentes sólidos del cocido (unos garbancitos, un trozo de chorizo…) dentro de la sopa. De este modo intercalaremos cucharadas de sopa con el resto del cocidito (que estará más jugoso por mantenerse sumergido).  Esta es la modalidad que más me gusta, porque si termino y no estoy a punto de explotar, puedo echarme otro cucharón de sopa y volver a empezar 😛

Modalidad 2: Primero sopa, segundo todo lo demás

Esta modalidad consiste en utilizar dos platos distinguiendo entre el contenido del primero y del segundo.

El primero estará compuesto por sopa (acompañada o no de garbanzos). En el segundo estarán los componentes sólidos del cocido.A veces es necesario echar un chorrito de aceite de oliva en el segundo para que quede más jugoso.

Sea cual sea la modalidad, está permitido repetir. El objetivo es ir rodando al sofá de la siesta.

Seguir leyendo Cocido de la yaya