Huevo cocido pelado

Cómo pelar un huevo cocido sin esfuerzo

La solución es muy sencilla. Nada más terminar de apagar el fuego, retiramos el cazo con el agua y el huevo; ponemos el cazo bajo el grifo y, mientras dejamos caer todo el agua caliente en el fregadero, vamos enfriando el huevo con el chorro de agua fría durante 20 segundos.

Secamos el huevo, golpeamos levemente la superficie y comenzamos a quitar la cáscara. ¡La cáscara saldrá prácticamente sola! El contraste de temperatura ha hecho que el huevo no quede pegado a la cáscara, por lo que nos quedará entero y perfecto. 🙂


Si te ha gustado nuestro truco, encontrarás más en el apartado “Secretos”.

Nos encantará leerte, por lo que, si quieres, nos puedes contar qué te ha parecido o algún truco relacionado que te sepas 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Para los amantes del buen comer

A %d blogueros les gusta esto: