Cómo evitar repetir el ajo

El truco es sencillo.

Tras pelar el diente de ajo, lo cortaremos a lo largo por la mitad y sacaremos el “tallito interior”. Si miramos el culo del diente de ajo, veremos la forma de un círculo en su interior. Este círculo marca dónde termina el tallito. Lo sacaremos, retiraremos y tiraremos. Utilizaremos el resto del diente de ajo.

Si era muy grande el tallito retirado, tal vez debamos sumar otro diente de ajo sin tallito a la receta.

¡Fácil y sencillo!

Para los amantes del buen comer

A %d blogueros les gusta esto: